Literatura de la antigüedad para lectores curiosos.

Literatura de la antigüedad para lectores curiosos.

Autor: Ignacio Galaz Ballesteros.

Ignacio13Scan

Ignacio Galaz Ballesteros: Literatura de la antigüedad para lectores curiosos.

    Ojalá en la Universidad me hubieran impuesto este libro como lectura obligatoria. A todo aquel que sienta inclinación por la cultura, le encantará que se le sirva una dosis ligera de Gilgamés, de poesía China y en fin, de tantas cosas que a uno le gustaría conocer pero que no se atreve a leer por no saber por dónde empezar. Francamente, no puedo enfrentarme al Ramayana porque ignoro si seré capaz de comprenderlo o acabarlo.

    Ignacio Galaz Ballesteros ha escrito un libro que no es una antología ni un manual ni una novela, pero que cumple un triple objetivo:

    Para empezar, nos ofrece eso que un servidor valora sin complejos: cultura general. Confieso que mi cultura ha aumentado una vez que conozco este libro. En segundo lugar destaco la orientación que proporciona a quien quiera profundizar en alguna de las civilizaciones a las que hace referencia. Podría ahora mismo citar algunos títulos o autores que tengo curiosidad por descubrir y otros que posiblemente no llegue a leer jamás. Por último, indicaré el motivo por el que esta obra es tan agradecida de leer. Mi amigo Ignacio, que comparte apellidos con mi esposa, Teresa, es ante todo, un narrador siempre inspirado. Por eso es capaz, de la forma más natural, de dotar de la apariencia de un libro de lectura a lo que debería ser un manual. Su lenguaje escrito, sencillo, directo y correcto, constituye un reflejo perfecto de su personalidad: mesurado, nunca vehemente y sincero. En uno de los capítulos iniciales lo deja claro: Si ves que este capítulo no suscita tu interés, pasa página. Recuerdo haber tratado de comprender sin éxito, en mi época universitaria, algunos poemas líricos griegos. Ahora lo comprendo mejor:

    El poeta más apreciado por sus epinicios se llamaba Píndaro. A mí se me atraganta un poco, quizá porque, tal como opina el traductor de la edición que manejo, sea difícil de trasladar al castellano, lo cual produce cierto envaramiento, y porque abunda en la mitología. Tal vez aceptamos con demasiada docilidad que los clásicos son incuestionables. No debería ser así. No todo es excelso o sublime. Cada cosa, vista desde el siglo XXI, es lo que es, ni más ni menos.

    Cada obra está introducida por una contextualización histórica y literaria en la que el autor se explica con su propia aportación narrativa. Pero que nadie tema encontrar un escritor que se complace en escucharse, de los que gustan de paladear su propia escritura, pues lo mejor del libro es precisamente ese equilibrio entre su personal narración y los textos históricos que propone.

 Índice:

-Lenguaje y escritura

-Mesopotamia

-Egipto

-China

-La India

-Antiguo Testamento

-América

-Grecia

-Nuevo Testamento

-Roma

Puede adquirirse el libro aquí a 17 euros: http://www.librerias-hsr.es/editorial/IGNACIO-GALAZ-BALLESTEROS/3757/

    Li-Bai es un autor chino del que el autor de estas soirées sólo conocía sus poemas para La canción de la tierra, de Mahler:

Rodeado de flores, bebo solo,

ante una jarra de vino.

Alzo la copa y convido a la luna.

Con mi sombra, ahora somos tres.

   Podría enumerar cuáles de estos clásicos antiguos han despertado mi curiosidad para una próxima lectura, y citar libros ya leídos hace tiempo sobre los que me gustaría volver. Además de casi todo en Roma (que yuxtapuesto a todo lo demás adquiere en el último capítulo un halo de modernidad o familiaridad), Plinio -a quien todo el mundo cita-, Horacio -amante de los placeres-, Apuleyo -cachondus mentalis-, La berlioziana Eneida…, una vuelta al teatro griego -siento decir que, en general, prefiero leerlo a verlo representado-, especialmente ese Edipo en el que tanto potencial han visto varios compositores. No creo que vuelva a leer la Ilíada completa. Pero la Odisea… Mis hijos, cuando viajamos en coche, me suelen pedir que les entretenga con la narración de algún episodio de la Odisea o de Las Metamorfosis. Por descontado, ellos no conocen el origen literario de dichos “cuentos”.

Advertisements

About enriquedeburgos

Enrique García Revilla. PhD.
Gallery | This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

4 Responses to Literatura de la antigüedad para lectores curiosos.

  1. Hesperetusa says:

    ¿No abarca demasiado el libro? ¿Es o lleva una antología de textos? La verdad, mezclar literaturas tan lejanas unas de otras y tan inmensas algunas (de Mesopotamia no ha quedado tanto y fueron varias culturas las que se sucedieron) no parece que el libro pueda profundizar mucho.
    El poerma de Li-Bai ¿es el que se transcribia por Li Tai Po? es citado en varias obras por Marguerite Yourcenar.

  2. Buenos días y muchas gracias por tu comentario, porque planteas cuestiones pertinentes todas ellas. Efectivamente el índice es muy extenso, demasiado para llevar a cabo un estudio en profundidad. No se trata de una antología de textos, sino de una introducción a la literatura de cada una de las civilizaciones, con algunos fragmentos de algunas obras concretas. Tal vez por eso me ha gustado tanto leerlo, pues quienes no somos especialistas en el tema nos encontramos cómodos ante un estilo que sólo profundiza en algunos momentos en la obra que trate (Lisístrata, Ramayana, Eneida…). Como decía, uno agradece que a la introducción histórica y estilística le sucedan equilibradamente los textos originales. En Mesopotamia, por ejemplo, ofrece el autor información (siempre escrita con un estilo literario nada cargante – o pedante-, lo cual agradezco) sobre la escritura, historia, mitos y un buen capítulo que, según escribí arriba, le despiertan a uno las ganas de leer el Gilgamesh.
    Sobre Yourcernar y Li-Bai, te puedo remitir al blog de un buen amigo, muy puesto en estudios Yourcernarianos, pues no soy capaz de responderte: http://teosanz.blogspot.com.es/
    Un saludo. Es un placer tenerte por aquí.

  3. Estoy de acuerdo con la reivindicación de la cultura general. El conocimiento altamente especializado tiende a fragmentar la percepción en islas, a veces inconexas, y quizá por ello los especialistas que he podido tratar de alto nivel poseían sin excepción eso: cultura general.
    También me gusta que se reivindiqué la palabra curiosidad. Es el motor de todo. Y ahora mismo parece que está mal vista. Una sociedad con buen nivel de cultura general y buenas dosis de curiosidad sería… dejémoslo en distinta.

  4. Comparto plenamente tu opinión. Matizaría que, mientras la cultura general se encuentra a la baja, la curiosidad es algo muy natural, ligado al instinto y está muy presente en la sociedad, pero… dirigida hacia la frivolidad, la moda, las cosas facilonas, los cotilleos… Desde luego, hacia la cultura no. Un saludo desde aquí, a las afueras de Bilbao.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s