¿Por qué Berlioz? Las tertulias de la orquesta. Presentación en LQM.

Primera edición crítica de Les soirées de l'orchestre en español. Akal.

Primera edición crítica de Les soirées de l’orchestre en español. Akal, 2015.

Comprar aquí las tertulias de la orquesta. En alguna ocasión, cuando me han preguntado por el motivo que me llevó a dedicarme a trabajar sobre la figura de Berlioz, no fui capaz de ofrecer una respuesta concreta, como un pasmarote. Reproduzco el fragmento de Las tertulias de la orquesta que leyó Pablo Heras-Casado, autor del prólogo, el día de la presentación de este libro en “La quinta de Mahler” con el que me identifico a la perfección. ¿Por qué Berlioz? Porque es un artista completo, integral: Un compositor extraordinario capaz de escribir una magnífica obra literaria en la que dice cosas como estas: No estoy exagerando en absoluto. Este gozo de los músicos, más profundo que cualquier otro, está fuera del alcance de la mayor parte de la raza humana. Las demás artes, de las que unas se dirigen sólo a la inteligencia y otras están privadas de movimiento, no podrían producir nada comparable. La música (reflexionen un momento sobre lo que yo entiendo con esta palabra, y no la confundan con otras cosas con las que no comparte más que el nombre), la música, decía, habla (o hechiza) en primer lugar a un sentido cuya excitación, que propaga a todo el organismo, produce una voluptuosidad, unas veces suave y calmada y otras fogosa y violenta, que uno no cree que pueda existir hasta que la ha experimentado. Entonces, al asociarse a ideas que sabe hacer surgir de mil maneras, aumenta la intensidad de su acción con todo el poder de lo que conocemos comúnmente como poesía. Una vez que arde por sí misma, cuando expresa la pasión, se apodera de su llama y, relumbrante de rayos sonoros, los descompone con el prisma de la imaginación; abraza al mismo tiempo lo real y lo ideal. Como dijo J. J. Rousseau, hace hablar al silencio mismo. Al suspender la acción del ritmo que le proporciona movimiento y vida, puede adoptar el aspecto de la muerte. Con sus juegos armónicos, podría limitarse (y con demasiada frecuencia lo ha hecho) a ser un divertimento para la mente; y con los melódicos, simplemente a acariciar el oído. Pero cuando, al aplicar a un tiempo todas sus fuerzas sobre el oído, al que deleita u ofende hábilmente; o sobre el sistema nervioso, al que sobreexcita; sobre la circulación sanguínea, a la que acelera; sobre el cerebro, al que ilumina; sobre el corazón, al que hinche y hace palpitar al doble de velocidad; sobre el pensamiento, al que expande con desmesura y transporta a las regiones del infinito; es entonces cuando actúa en la esfera a la que pertenece, es decir, sobre los seres en los que el sentido musical existe realmente; es entonces cuando su poder es inmenso, tanto que verdaderamente no sé con cuál otro podría compararlo. Y es entonces cuando devenimos dioses. Y si los hombres a quienes la fortuna colmó de favores pudieran conocer nuestros deleites y comprarlos, se desharían de su oro para compartir tan sólo un instante.                                                             (sigue)

Un buen equipo: Jesús Espino (Akal), Enrique García Revilla y Pablo Heras-Casado (Autor del prólogo).

Un buen equipo: Jesús Espino (Akal), Enrique García Revilla y Pablo Heras-Casado (Autor del prólogo). Presentación en La quinta de Mahler.

Repito, pues, el brindis de su director:     ¡Por los artistas que no se dejan envilecer ni desanimar, por los artistas verdaderos, por los que se parecen a ustedes, por los perseverantes, los valientes y los fuertes!

Advertisements

About enriquedeburgos

Enrique García Revilla. PhD.
Gallery | This entry was posted in Uncategorized and tagged , , . Bookmark the permalink.

26 Responses to ¿Por qué Berlioz? Las tertulias de la orquesta. Presentación en LQM.

  1. José Luis says:

    Enhorabuena! Ese párrafo es formidable, va a ser un placer grandísimo leer tu libro.

    • No te va a decepcionar. Para leer sobre música, es mejor que Wagner, Burney, Da Ponte, Stendhal (tampoco escribía mal este…) … Es una de las obras literarias de un escritor formidable que, mira por dónde, fue el compositor que conocemos. Saldrá a la venta en unos días.

  2. Joaquim says:

    Ansioso estoy por hincar el diente a “Las tertulias”, muchas gracias Enrique por la obstinada y necesaria obsesión en la difusión de la obra de Berlioz y la enhorabuena, claro.

  3. psanquin says:

    Felicidades por el libro y por la presentación de lujo. El párrafo elegido también me parece especialmente atractivo.

    • Muchas gracias. Te gustará. Hay mucho de Mahler en Berlioz y viceversa. Respecto a la presentación en La quinta de Mahler con la foto del artista presidiendo… ¡qué te voy a decir! Un lugar fantástico.

  4. Javier Hidalgo González. says:

    Enhorabuena por el nuevo libro. ¿Ya está disponible en librerías? Leí su anterior trabajo sobre la estética musical de Berlioz y me pareció muy interesante.

    Un cordial saludo.

  5. Muchas gracias, Javier. Supongo que el desde el lunes 9 de marzo estará en librerías, al menos en las especializadas como elargonauta.com y laquintademahler.com
    En este caso se trata de literatura: Los miembros de una orquesta de ópera que, durante las representaciones aburridas de óperas de mala calidad, se narran historias. Berlioz, como ya sabe, fue un escritor fantástico. Un saludo y sea bienvenido a estas soirées cuando quiera.

  6. Pingback: Primera edición crítica en español de Las tertulias de la orquesta de Berlioz | Ancha es mi casa

  7. Josep Olivé says:

    Hay libros en los que un titulo acertado te empuja a leerlos…o a empezarlos por lo menos. Y los hay que con tan solo un magistral y majestuoso fragmento te empuja a..devorarlos! Voy a poner la mesa! Hay que felicitarte Enrique!

  8. Gracias, Josep! Considero ese “voy a poner la mesa” como una expresión similar a las palabras de agradecimiento que dedicaste el año pasado en el Auditori al director Pablo González al final de L’enfance du Christ. 😉 Creo que hay algunos capítulos que te van a interesar, otros te van a impresionar y tal vez alguno te llegue a emocionar.

  9. timamót says:

    Desde la “casa ancha” he llegado aquí para felicitarte por la edición del libro. El fragmento traduce a palabras cosas que sentimos profundamente los que no hacemos música pero la escuchamos con placer y devoción.

    • Muchas gracias. La anchaesmicasa de José Luis es la de todos. No sé si haces o no haces música, pero doy fe de que la escuchas. ¡Y cómo! También doy fe de que Berlioz te va a encantar como escritor. Un abrazo.

  10. Ângels says:

    !!Felicidades por el nuevo libro!! Casi que debiéramos haberlo hecho en bloque ,los que nos
    paseamos por la “ancha casa”.Un abrazo y adióoos.

    • ¡Gracias Angels! Estoy encantado de que te columpies hasta aquí. Y más aún, de que lo hagáis individualmente para poder responderos a todos uno a uno. Un fuerte abrazo a ti también.

  11. rexval says:

    Enhorabuena de nuevo, Enrique y que tenga el libro mucha difusión. Si Berlioz ya es agradable leerlo en francés con un nivel más bien bajo como el mío, en castellano mucho mejor. Voy a buscar textos suyos en los que hable sobre Wagner, Liszt o la música del futuro para traducirlos al catalán.

    Tengo preparadas unas cuantas cosillas berlozianas. Por si acaso no tienes alguna, te las envío todas a tu mail.

    Un abrazo. Regí, adjuntando una palabritas más…

    https://rexvalrexblog.wordpress.com/2015/02/23/las-tertulias-de-la-orquesta-berlioz-enrique-garcia-revilla-akal/

  12. Vicicle says:

    Pues yo también vengo desde la “ancha casa” de nuestro común amigo, y te felicito “de tot cor”, “de corazón” 🙂 por esta edición. Conozco las “Memorias” de Berlioz en la edición castellana que hizo en su día Taurus, y las Soirées en francés, y ambas son una delicia. Enhorabuena.

    • Gracias Vicicle. Cada una de las tertulias será una pedalada musico-literaria, que espero que disfrutes en español, especialmente después de haber conocido el original francés.

  13. Muchas felicidades, Enrique, y muchas gracias por tu trabajo, que espero disfrutar pronto.

  14. rexval says:

    A menudo pienso por qué le haran el bulling los franceses a Berlioz, que al fin y al cabo era francés y los galos destacan por su covinismo. Como muestra el hecho de que solamente en Francia la ópera no fue en italiano, sino en francés. Verdi, Rossini, etc. tenían que traducir al francés su querían estrenar en París. Creo que la solución está en el “germanismo” de Berlioz. Digo germanismo porque fue él quien promocionó la figura de beethoven en su país, donde no era aceptada por la sencilla razón de que era alemán y no francés. Recuerdo que hace años salió en los kioscos una colección sobre beethoven y otra sobre Mozart. En el fascículo aparecían la críticas de Berlioz de todas y cada una de sus sinfos. Lo hacían de manera muy amena de leer y con tanto entusiamo que te daban ganas de poner enseguida el CD. En esta colección estas sinfonías eran las de Karajan de los 70, que no son las mejores pero es que el producto era de DG y las de los 50 – excepcionales – las publicó con EMI.

    He de decir que disfruté tanto de leer a Berlioz como de escuchar a Beethoven. He de buscar esos fascículos para refrescar la memoria.

    • Sí, la vida de Berlioz fue siempre una lucha contra París y los franceses. Yo creo que hoy ya no se le ignora. Todo el mundo reconoce que Berlioz es una de sus grandes glorias nacionales y como tal es considerado, pero nadie lo conoce. Se habla de él (unos pocos) como referencia en abstracto al genio nacional. Aquí nadie discutiría a Calderón o a Ortega y Gasset: ni los que saben de qué va el tema ni los que no.

      • rexval says:

        Resulta curioso que sean los británicos los principales valedores de Berlioz. En primer lugar Sir Collins Davis y sus inmejorables grabaciones. Algunas de ellas por partida doble. Tengo las cajas de la integral con Phillips; y en segundo lugar otros Sir, Gardiner que tiene unos Troyans en DVD para quitarse el châpeau. En españa es una pena que, como mucho, se programe la Sinfonía Fantástica cuando tiene cosas muy hermosas como la sinfonía dramática Romeo y Julieta o sus chançons, especialmente Les nuits d’été. daría algo por escuchar en directo su Gran Sinfonía fúnebre y triunfal.

        En les Arts tuvimos unos Troyans con La Fura y Gergiev. Tenía mucha ilusión de estrenarme con esta obra, pero no me llegó a convencer, no la obra, sino la interpretación y el montaje.

  15. rexval says:

    Hablando de británicos, me gustaría hacerte una pregunta y que te mojaras. Tenemos dos directores berlozianos a destacar, el primero, Collins Davis y el más actual. Gardiner. Este último dirige a Berlioz con su Orquesta Revolucionaria y Románticas (da ganas de ir a las barricadas) y lo hace con instrumentos de época y criterios historicitas. He estado escuchando su lectura de “Romeeo y Julieta” para Phillips y me ha parecido encantadora y terriblemente moderna. Pregunta: ¿qué prefieres en Berlioz, criterios historicistas e instrumentos de época, o los habituales que igual tocan a Ligeti que a CPE Bach? ¿Qué opinas como músico de “historicismo”?

    Espero no ponerte en un aprieto. prometo no decir nada ni a Gardiner ni a Collins Davis.

    • Gracias por meterme en este brete, que no lo es en absoluto. Pues mira, Colin Davis lo es todo en cuanto a Berlioz y, por consiguiente, merece el mayor de los respetos y nadie le discutiría el lugar más alto entre los directores berliozianos. Pero ocurre que, como en todo, la vida evoluciona y las cosas tienden a ser vistas con mayor perspectiva histórica. Según mi criterio (personal, subjetivo y por tanto discutible), dejando aparte las modas pasajeras, las interpretaciones de Gardiner son inigualables. Sus Troyanos poseen la amplitud de miras del historicista, del director analítico, del erudito e incluso del etnomusicólogo (ballet de esclavos nubios…). Aquello que toca Gardiner lo convierte en oro. Por otro lado, hay intérpretes berliozianos extraordinarios: Norrington sin ir más lejos y aunque despierte alguna antipatía. Gergiev hace poco declaró que Berlioz es su compositor favorito. Boulez: con él descubrí Lelio. Bernstein grabó un Réquiem sin contar con los mejores medios emocionante hasta el límite. Un joven inglés, Robin Ticciati, parece recoger el testigo. Y por supuesto, una mención especial para Franz Xaver Roth en la propia Francia. Me dejo a casi todos, pero no quiero profundizar más. La Sinfonía Fantástica es una prueba para muchos directores, pero el conocimiento exhaustivo de la partitura no es suficiente: para una interpretación verdaderamente berlioziana es preciso conocer las claves de interpretación que ofrecen sus escritos, especialmente sus Memorias. Tengo confianza en el futuro en dos directores españoles jóvenes: Eduardo Portal, que está teniendo la sabiduría de estudiar al autor al tiempo que las partituras; y Pablo Heras-Casado que, como Berlioz, cree en la figura del artista integral que necesita enriquecerse con todo el conocimiento que precise para ofrecer su propia interpretación. Gracias, Rex, por haberme hecho reflexionar en voz alta.
      Respecto a los criterios de interpretación historicista, estoy de acuerdo o muy de acuerdo (como dicen en las encuestas) con ellos. Aunque también es cierto que espero que llegue el día en que pueda volver a tocarse Bach como hicieron nuestros abuelos, algo que hoy es impensable. Particularmente, disfruto como un enano haciendo un buen vibrato en Tchaikovsky, Wagner… (… y con la boca pequeña: también un poco en Mozart, Haydn… Vivaldi… no se entere nadie…)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s