Un teléfono en un concierto es una obra de arte moderna

    El gamberro que hace una pintada o un destrozo urbano para que al día siguiente saquen su “obra de arte” fotografiada en la prensa, tal vez no es un gamberro, sino un artista visionario, un “nuevo artista”. Tal vez su producto gamberril es una obra de arte, una performance, posiblemente de denuncia, con la que pretende alcanzar notoriedad. ¿Acaso no se montó una buena en París, en 1913, cuando a Stravinsky se le ocurrió  la extravagante idea de llevar a escena ese despropósito musical sin pies ni cabeza (La consagración de la primavera, dicen que se llamaba)?. Consiguió su objetivo, que no era otro que hacer que su saco de ruidos y ritmos raros obtuviera repercusión en la prensa.

http://www.elmundo.es/cultura/2016/12/22/585bccad268e3e39178b463a.html (William Christie se interrumpe ante el ruido de un teléfono móvil)

    Si William Christie se hubiera quedado callado cuando un teléfono móvil sonó entre el público en mitad de El Mesías, su concierto no habría trascendido más que en los minúsculos círculos musicales españoles. Pero no fue así. El dueño del teléfono, un “nuevo artista”, (un nocillero, en el término de Juan Manuel de Prada) sonríe satisfecho ante la repercusión que ha tenido su obra de arte, su performance, que ocupa páginas y más páginas de Internet y de papel. Hay quien dice que el propio William Christie estaba en la pomada.

    Me temo que el teléfono en los conciertos se va a poner de moda. Dos compinches: uno hace sonar su móvil y otro, a cierta distancia, lo graba y lo cuelga en Internet. Alguien escribirá una novela sobre ello… y entonces la gloria de estos Messiaens será eterna.

    Este blog tiene un público muy reducido. No se preocupen, no estoy dando pistas, no trascenderá.

     Espero no ser yo nunca el capullo que ha olvidado apagar su móvil… Podría ocurrir… Sería un accidente por despiste de cualquiera de los que llevamos teléfono… Tengo peor consideración hacia los tosedores insensibles que tosen sin preocuparse del ruido que hacen, sin llevarse la manga de la chaqueta a la boca y en cualquiera de los más delicados pianísimos de un concierto.

tosedor

Foto del libro que ya tengo en mi casa y que estará en librerías en varias semanas. Los cafés de la orquesta (Junta de Castilla y León). En él narro el extraño caso del asesinato del tosedor de conciertos.

Advertisements

About enriquedeburgos

Enrique García Revilla. PhD.
Gallery | This entry was posted in Uncategorized and tagged . Bookmark the permalink.

2 Responses to Un teléfono en un concierto es una obra de arte moderna

  1. José Luis says:

    Al paredón. Pero no tientes al diablo. Y la lástima es que estas historias no se aprovechen para tomar medidas al respecto. Habrá que esperar a ver los métodos del asesino de tu libro, que espero ansioso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s